Passar para o Conteúdo Principal

Logotipo Festival Musicas do Mundo Sines

29 julio - Sábado

Sines

Vasco Martins

VASCO MARTINS (CABO VERDE)

Centro de Artes de Sines - Auditório

Compositor, pianista, guitarrista, novelista, musicólogo, poeta, productor. Un sabio que consigue combinar los códigos de la música clásica y del jazz con la herencia de la música popular de Cabo Verde. De padre caboverdiano y madre portuguesa, Vasco Martins vive en la isla de San Vicente. A ese lugar de frontera circular con el océano Atlántico llegan los vientos alisios y los sonidos del mundo, que le inspiran, los absorbe y devuelve en forma de ‘caboverdianidad’. En Sines, recrea, solo al piano, el misterio de las islas. Un lugar habitado por claros de luna, mornas, pequeños vals, mazurcas, sanjom/batuku, desierto volcánico, árboles poco corrientes, cantigas de trabajo, montañas y águilas pescadoras.


Lura (c) NKrumah Lawson-Daku_Lusafrica

LURA (CABO VERDE)

Castelo

Nació en Lisboa y solo visitó Cabo Verde cuando tenía 21 años. Creció entre Europa, el continente de la escuela, y África, que habitaba dentro de su casa. Hoy vive en el archipiélago de sus antepasados. En Cabo Verde no encontró el paraíso que todas las diásporas construyen a partir de la nostalgia de su tierra de origen, pero sí encontró la morabeza en el pueblo y una riqueza musical infinita. Su disco "Herança" (Herencia) ahonda en esas raíces. El funaná y el batuque son los ritmos más presentes en sus canciones, en la verdad de lo que Lura es. Una mujer que canta la fuerza de la mujer criolla, pero no es una batucadera tradicional. Lura es una voz, un cuerpo que se libera con el baile y, cada vez más, una compositora.


Mateo Kingman (c) Hernan Jimenez

MATEO KINGMAN (ECUADOR)

Av. Vasco da Gama

Macas es una pequeña ciudad de la Amazonia andina, al este de Ecuador. Un lugar mágico para el crecimiento de un niño, rodeado de montañas y selva. De aquí procede la música de Mateo Kingman. En el álbum de su debut, "Respira", se pueden escuchar sonidos orgánicos de la naturaleza y letras que reaccionan a la experiencia de compartir aquel espacio con animales, plantas medicinales, mitos indígenas y villanos muy reales que destruyen los bosques y contaminan los ríos. Mateo llevó todo a Quito, donde hace una música que intenta equilibrar esos valores, la música tradicional y la modernidad de su tiempo (música electrónica, hip hop, soul). Con el permiso de los espíritus de la selva, está logrando ese equilibrio.


Gaye Su Akyol (c) Barbaros Kayan

GAYE SU AKYOL (TURQUÍA)

Castelo

Para Gaye Su Akyol, el mundo en el que vivimos es un "imperio holograma". Es esa la traducción del título de su disco, "Hologram Ĭmparatorluğu". "Tal vez no seamos nosotros los que estamos aquí, sino nuestros propios hologramas". Este sentimiento de irrealidad está presente en la materia prima de su música: art rock con melodías tradicionales, rock de Anatolia de los años 60 y 70, psicodelia, surf rock. Una combinación que hace que nos preguntemos: ¿quién es Gaye, esa pintora convertida en cantante y compositora que lleva la profundidad de Anatolia al cosmos de Estambul? Posible respuesta: una artista comprometida con la verdad de su cultura y con la libertad de la expresión artística.


Oumou Sangaré (c) Benoit Peverelli

OUMOU SANGARÉ (MALÍ)

Castelo

Nuevo disco, nueva editora, imagen renovada. Una Oumou Sangaré más joven que nunca, en su regreso a Sines. "Mogoya", álbum lanzado a través de la parisina No Format, nos trae sus primeros originales en ocho años. Canciones ampliamente maduradas por una artista que es también una mujer de una grandeza sin igual: embajadora de la ONU, voz de las mujeres sin voz, empresaria de éxito... "Yere Mana", single de lanzamiento, es un mensaje contra la desesperanza de quien piensa en el suicidio. "Minata Waraba" está dedicada a una leona: su madre. Mucho más se escuchará en este concierto. Siempre con el foco puesto en la libertad, dignidad y tolerancia, valores que ya proclamaba la carta magna mandinga en el s. XIII.


Tiken Jah Fakoly (c) Youri Lenquette

TIKEN JAH FAKOLY (COSTA DE MARFIL)

Castelo

Bob Marley dijo: "El reggae volverá a África". Tiken Jah Fakoly escuchó eso y con 30 años de carrera y más de una decena de discos de originales, este músico nacido en Costa de Marfil se decidió finalmente por rememorar los clásicos del reggae en su álbum "Racines". Pero lo hizo a su manera. Los riddims básicos fueron grabados en Tuff Gong, estudio de Bob Marley en Kingston. La segunda serie de grabaciones se realizó en Bamako, con instrumentos africanos, como el ngoni, el kora y el balafon, junto con guitarras eléctricas de la música mandinga y del Sahel. El artista reggae francófono más reconocido del mundo cerró de esta forma el círculo. Se cumplía así la profecía de Marley.


Afrikan Boy (c) Derrick Kakembo

AFRIKAN BOY (REINO UNIDO / NIGERIA)

Av. Vasco da Gama

En 2015, Olushola Ajose actuó en el campo de refugiados de Calais. Llevaba música en un USB y la voluntad de estar con aquella gente. Cuando le confundieron con uno de los sudaneses del campo, respondió: "No. Soy del Reino Unido. Soy cantante de grime, me llamo Afrikan Boy y entiendo lo que estás pasando". Olushola es un inglés de segunda generación, de padres nigerianos, y que tiene sus propias historias de inmigración, fronteras y pasaportes. Felizmente, la música ha sido su visado. Integró el proyecto Africa Express y colaboró con DJ Shadow y M.I.A. En el panorama musical, se sitúa en algún punto entre Fela Kuti y Tupac Shakur, entre el vapor del afrobeat y la lámina del hip hop.


Bulldozer

BULLDOZER (COLOMBIA)

Av. Vasco da Gama

Tocan soukous, pero no son africanos. Tocan champeta, pero no son de Cartagena de Indias. Les gusta el hardcore, pero llamarles punks no les hace justicia. Son simplemente cachacos de Bogotá, ciudadanos de un tiempo en el que toda la música del planeta puede ser escuchada y transportada en el bolsillo. Sus nombres son Fabián Morales, productor y guitarrista, Adela Espitia, voz y percusión, y Sandro Londoño, batería y percusionista. Tienen un EP grabado, "Cannibal Dancer", donde su "soukous champetado" o "soukous hardcore" absorben también otros ritmos, como el funk y los beats electrónicos. No hay duda: este grupo está hecho para bailar.


CelesteMariposa

CELESTEMARIPOSA (PORTUGAL)

Av. Vasco da Gama

El afrobaile de CelesteMariposa es el producto de ocho años de acumular material de estudio como discos, casetes, CDs, libros, amigos. El objetivo: ir más allá en la historia y en la estructura de centenares de estilos musicales de países africanos de lengua portuguesa. Busca dar a conocer esta "riqueza escondida" y situarla en el "centro de atención", como se merece. Un proyecto impulsado por Wilson Vilares, expresado en este set de DJ, en un grupo de acción cultural y en una compañía editora. Porque "¡Esto tenía que ser grabado!". Un baile que es una lucha contra la hegemonía anglosajona y centroeuropea, y a favor del reconocimiento de este patrimonio como parte de la cultura portuguesa.